Blog

Consejos Dedinero.

15 Febrero, 2019

3 preguntas que debés hacerte antes de comprar

Comprar por comprar lleva indefectiblemente a un gasto abultado de dinero. De verdad, se cree que porque son consumos aislados no representan un gran gasto, pero en su conjunto, suman, y mucho.

Probablemente, ser más reflexivos a la hora de la compra evitaría un gasto extra que, destinado al ahorro, resultaría mucho más productivo.

Primero que nada hay que tener en claro que el bienestar no nace del consumismo, es decir, las cosas materiales no llenan los vacíos emocionales.
Para incrementar tu reflexión consciente en torno al consumo, te enfrentamos a tres preguntas básicas que deberías hacerte antes de lanzarte a la compra.

Por supuesto que de ellas se pueden desprender repreguntas, pero en líneas generales debés tener en cuenta un criterio basado sustentado en las siguientes cuestiones:

¿Realmente necesito esto?

Toda compra debería tener una razón de ser. El fin último de ésta es saciar una necesidad. Las personas tenemos necesidades que en muchos casos se resuelven con la adquisición de bienes y servicios.

Sin embargo, muchas veces nos dejamos llevar por el impulso y compramos sin realmente tener una necesidad que cubrir.

Este tipo de compra suele ser común, y se basa en un mero capricho, en una necesidad disfrazada.

Con certeza podemos afirmar que este tipo de compras es totalmente innecesaria, y supone un gasto de dinero que podríamos evitar sin demasiados problemas.

Por esta razón, y para huir de este tipo de compra sin sentido, que no satisface ninguna necesidad y que representa un gasto considerable, la pregunta que debés hacerte es: ¿realmente necesito esto?

¿Puedo pagarlo sin endeudarme?

Una vez que llegues a la conclusión de que realmente estás ante una necesidad de adquirir tal o cual producto, la próxima pregunta tendrá que ver con la capacidad de comprarlo.

Si llegado el caso disponés del dinero y efectivamente podés pagarlo en el acto, entonces dale para adelante.

Si por el contrario, en ese momento no contás con la suma necesaria y tenés que endeudarte, entonces lo mejor sería esperar, ahorrar, y comprarlo cuando estés en condiciones.

En este punto vale aclarar que, dependiendo el tipo de necesidad, realmente se va a justificar pedir un préstamo para poder cubrirla. En muchos casos, y como viene la mano con la inflación, ahorrar unos meses para concretar una compra se vuelve muy cuesta arriba. Lamentablemente, la evolución de los precios lo hace una tarea titánica.

¿Puedo conseguirlo más barato?

Buscar precio puede ser agotador, pero realmente vale la pena. Es importantísimo que antes de comprar un artículo puedas comprobar si podés encontrarlo más barato en otro lugar.

Alternativas hay muchas. Gracias a Internet podemos dar con el mejor precio sin movernos de casa, o sin ir más allá de tu teléfono móvil.

Recorrer tiendas puede ser un plus, ya que podés toparte con artículos en oferta por el día, pero en general, hoy todo circula en la web.

En definitiva, y para cerrar, si te formulás estas preguntas antes de comprar algo, conseguirás hacer de la compra un proceso racional y objetivo.

Pero tené paciencia a la hora de reflexionar. No busques una respuesta inmediata porque la urgencia también te enfrenta al desconcierto y a la toma de decisiones irracionales.

Desde deDinero.com queremos acercarte siempre todas las soluciones para que pedir un préstamo sea un acto de conciencia.

Noticias
relacionadas

Consejos Dedinero

7 consejos que deberías tener en cuenta antes de pedir un préstamo

Leer más

Consejos Dedinero

3 preguntas que debés hacerte antes de comprar

Leer más

Consejos Dedinero

Tarjeta miBA- te contamos todo para aprovechar los descuento

Leer más

Volver al blog