Blog

Consejos Dedinero.

25 Octubre, 2018

5 cosas que debés tomar en cuenta cuando pensás ser dueño de un negocio

Ser dueño de un negocio es un desafío inmenso. Es el sueño de muchos y es necesario ser perseverante y ponerse firme ante la motivación de emprender.

Si sos de quienes tienen esta idea dando vueltas en su cabeza, te ofrecemos una lista de consideraciones a no perder de vista para que el camino hacia esta meta sea más fácil:

1. Aferrate a tus convicciones

Tu idea de negocio probablemente surgió de algo que te apasiona. No permitas que con el tiempo se apague esa motivación.

Ser dueño significa que además de pasión, se necesite trabajo y paciencia, saber que no es fácil y que los resultados no llegan de la noche a la mañana como por arte de magia. Se necesita entusiasmo para comenzar, pero es necesario perseverar con paciencia para alcanzar los objetivos propuestos desde el inicio.

Es necesario que mantengas encendido el interés, actualizando tus conocimientos, y superándote día a día para ofrecer lo mejor.

Como el principal tomador de decisión, debés tener una variedad de conocimientos para asegurarte de que los resultados de cada línea de negocio estén siendo alcanzados, que la contabilidad esté al día, y que el potencial del marketing esté en su máximo esplendor.

2. Familiarizate con los números

Asegurate de entender tu modelo de negocios. Aprendé a leer los números. Sos vos más que nadie quien tiene que conocer el capital y saber cómo distribuirlo para que se cumplan los objetivos.

Y no pierdas de foco el dinero capaz de soportar los gastos imprevistos. Es bueno estar preparados para eventualidades por si algún cálculo falla.

Por eso es esencial que planifiques y manejes tu presupuesto con eficiencia a fin de que, poco a poco, tu fondo de emergencias vaya creciendo y te permita hacer frente a imprevistos sin que eso afecte la continuidad de tu negocio.

3. Contratá a conciencia

Sumar gente a tu equipo de trabajo puede ser tan fascinante como problemático. Tomate tu tiempo para elegir a los candidatos correctos para el puesto a cubrir. Las personas que contrates deben amar hacer lo que vos odias hacer para que puedas enfocarte en tu pasión.

Por nada del mundo te resistas. Es necesario aprender a delegar y dejarse ayudar, ya que el hecho de querer abarcarlo todo puede ser contraproducente.

4. Mentené fluidez con tus socios

Si te vas a asociar con alguien, hacelo con quien pueda fortalecer tu negocio, complementarte. Que aporte conocimientos, dinero, y productividad. Y por sobre todo, que comparta la misma pasión.

Por eso, de entrada, es importante dejar las cosas claras, y definir con certeza la línea de negocio que se quiere seguir, dejando en claro los valores y expectativas.

5. Protegete de lo inesperado

Adelantate, y pensá acerca de los obstáculos con los que te puedes atravesar. Esperá lo mejor, pero preparate para esos tropiezos.

Es normal que pasen cosas que no puedas controlar, pero hacé lo que puedas para protegerte.

Asegurate de que las cosas no se salgan de control si vos no estás presente, y así evitarás perder tiempo valioso con tu familia. No es una buena salida esclavizarse, ya que terminarás perdiendo el interés por tu negocio.

Acá es donde radica la importancia de organizar un buen equipo de trabajo, motivado a lograr grandes cosas.

Conclusión

Como te darás cuenta son aspectos sencillos de aplicar, siempre y cuando tengas claro el enfoque de lo que querés y cómo vas a hacer que suceda.

Otra buena sugerencia es aprender de otros emprendedores. Los que tienen algunos años de experiencia pueden darte muy buenos consejos, y alguien que acaba de empezar puede darte energía e ideas creativas.

Y no olvides que siempre hay una alternativa en cuanto a ayuda económica también; ya sea en la génesis de tu emprendimiento, o durante su desarrollo.

Noticias
relacionadas

Consejos Dedinero

Préstamos fáciles: 5 situaciones en las que te pueden ser útiles

Leer más

Consejos Dedinero

Préstamos para reunificar deudas en Argentina

Leer más

Consejos Dedinero

¿Me conviene tomar un crédito personal para invertir en mi negocio?

Leer más

Volver al blog