Blog

Ahorro.

25 Abril, 2018

¿Cómo ahorrar en el supermercado?

Si bien existen muchas cosas de las que podemos prescindir y colaborar con un ahorro sostenido, también hay ciertos artículos con los que no podemos subsistir. Estamos hablando de los alimentos, y de la odisea de tener todos los días un plato de comida sin dejar todo el sueldo en el supermercado.

Pero no todo está perdido. Ahorrar en el super es posible, sólo tenés que tener en cuenta una serie de medidas cuando vayas a comprar.

Basta seguir unos sencillos consejos para ahorrar algo de dinero, que podrás destinar a otros aspectos de tu vida. Si planificás tu compra, de seguro tu presupuesto será más que suficiente.

1. La “listita” nunca falla

Al salir de tu casa no olvides llevar la tradicional lista del supermercado. Éste es un método ancestral, que hasta nuestros días sigue siendo un arma fundamental a la hora de afrontar las compras.

Para que dé buenos resultados, diagramala de acuerdo a los productos que realmente te hacen falta. Tratá de ser muy específico y no intentes memorizarla. Escribí exactamente todo lo que necesites.

Una vez en el super, guiate con esa lista y evitá salirte de ella, a menos que des con un producto en oferta, o con algún artículo que hayas olvidado incluir en tu “ayuda memoria”.

2. Planificá las comidas

Es importante que ya tengas diagramado un menú diario al momento de las compras, así evitarás adquirir cosas de más, o que se terminen venciendo.

Si vas con la idea de qué cocinar, y cómo combinar diferentes ingredientes, seguramente logres optimizar tu compra al máximo.

3. Decile NO a las comidas preparadas

Al punto anterior podemos sumarle el no rotundo a las comidas preparadas. En primer lugar, porque es más caro comprar hecho, y en segundo lugar, porque no hay nada más saludable que la comida casera.

Por momentos es tentador acudir a esos productos ya elaborados, pero no desesperes. Hoy en día existen miles de recetas fáciles a las que podés acceder vía internet, y que no te demandarán mucho tiempo de elaboración. Fácil, rico y económico es una fórmula posible.

4. Comprá después de comer

Este punto es fundamental. Ir al supermercado después de haber comido te ahorrará más dinero del que te podés imaginar; porque ir con hambre aviva los antojos y seguramente termines manoteando cosas innecesarias.

5. Dejá el carrito

Salvo que vayas por la compra del mes, el carrito debe quedar excluido de tu paseo por el super. Es que el solo hecho de llevarlo, nos obliga inconscientemente a llenarlo poco a poco.

6. Aprovechá los cupones de descuento

Aunque parezcan porcentajes insignificantes, los descuentos ofrecidos por cupones, ya sea en Internet, revistas, o incluso en algunos productos; en su totalidad podrán hacerte ahorrar unos cuantos pesos en la línea de cajas.

7. Compará precios

Esto es algo necesario si el objetivo es ahorrar. Te demandará un poco más de tiempo, pero los resultados se verán reflejados en tu bolsillo.

No te guíes por la mala influencia de que “cuanto más caro mejor”. Tomate el tiempo de indagar y hacer la diferencia.

8. Dejá a los chicos en casa

Si en verdad querés ahorrar, es mejor ir de compras sin los niños de la casa. La razón es clara, ellos son imanes de productos innecesarios que al final se ven reflejados en la cuenta.

9. No te dejes caer en la tentación

Los supermercados se encargan de hacer estudios de marketing y comportamiento. Nada es por casualidad, cada cosa está ubicada estratégicamente para llamar nuestra atención e incitarnos a comprar. ¡No caigas en la trampa!

Con estos consejos, ahorrar en la compra del supermercado te será cada vez más fácil. ¡Aprovechalos!

Noticias
relacionadas

Ahorro

Apps para ahorrar dinero

Leer más

Ahorro1Consejos Dedinero

Razones para hacer una buena administración del dinero

Leer más

Ahorro

Cómo ahorrar dinero en tiempos de crisis

Leer más

Volver al blog