Blog

Consejos Dedinero.

3 Abril, 2019

¿Me conviene tomar un crédito personal para invertir en mi negocio?

Algunos expertos consideran que lo más saludable para las finanzas de un emprendedor es separar las finanzas personales de las de su empresa, a fin de no poner en riesgo los ahorros ni el patrimonio personal. Sin embargo, sabemos que esto no siempre es posible si estamos hablando de una Pyme o un emprendimiento que recién está despegando.

Las necesidades de tu negocio son clave para que tomes esta decisión. Por supuesto que, si hay urgencia o una excelente oportunidad en el mercado, lo mejor es acceder a un crédito personal que siempre será más rápido para conseguir dinero extra. Sin embargo, si el préstamo es para realizar una inversión de maquinarias nuevas quizás necesitás un préstamo bancario.

Las dos opciones tienen sus pros y contras:

  • Crédito Personal:

Uno de los principales beneficios que tiene el crédito personal es que podés disponer del dinero extra en cuestión de horas. Su solicitud es rápida y vía on-line. Estos son datos a tener en cuenta si de repente sale una oportunidad de compra de equipo o de contratación de personal de manera urgente.

Además, cuando pidas el dinero no tendrás que dar explicaciones ni presentar facturas de compras demostrando que la plata prestada fue realmente utilizada para realizar una inversión en tu empresa.

Desde DeDinero.com podés acceder a tu crédito personal de un mínimo de $3.000 y un máximo de $12.000 a devolver en 1, 2 o 3 cuotas según tus necesidades. Nuestras operaciones son totalmente transparentes y podés ver todos los intereses y costos de tu préstamo en nuestro simulador.

  • Préstamo bancario

A diferencia de un crédito personal, en un préstamo bancario el tiempo sí es factor. Un préstamo empresarial necesariamente sigue un proceso y no tiene la inmediatez de uno personal. Seguramente primero vas a tener que tener una cuenta y una calificación crediticia para determinar cuánta plata te van a prestar.

Es decir, este tipo de préstamo conlleva la solicitud, la entrega de un plan de negocios y de información financiera.

Después viene la revisión de documentos, la potencial aprobación y, finalmente, la entrega del recurso, algo que puede llevarse hasta un mes.

Un banco siempre ofrecerá paquetes de crédito que se ajusten a las necesidades de tu negocio, que incluyen plazos de pago, tasas de interés ajustadas a tus finanzas y protecciones legales.

Además, un banco puede apoyarte en el préstamo empresarial si tenes buenos antecedentes en el manejo de cuenta.

A diferencia de un crédito personal, un préstamo bancario puede ser por valores mayores pero siempre deberás presentar para que estás pidiendo el dinero. Por ejemplo, si vas a realizar un primera exportación te van a pedir que presenten documentación o un contrato con el cliente del exterior. Si la solicitud de dinero extra es para comprar maquinarias vas a tener que presentar las facturas y, quizás, una proyección de cómo este nuevo equipo va a influir en tu producción.

Es igual de importante la relación personal que puedas llevar con la institución de crédito, pues te puede abrir o cerrar la puerta.

Esperamos que toda esta información te sea de ayuda y que tu emprendimiento pegue el salto que necesita para seguir creciendo!

Noticias
relacionadas

Consejos Dedinero

Préstamos fáciles: 5 situaciones en las que te pueden ser útiles

Leer más

Consejos Dedinero

Préstamos para reunificar deudas en Argentina

Leer más

Consejos Dedinero

¿Me conviene tomar un crédito personal para invertir en mi negocio?

Leer más

Volver al blog