Blog

Ahorro.

14 Marzo, 2018

Cuatro acciones para fomentar el ahorro de tus hijos

Si bien los niños no tienen que estar involucrados en los problemas financieros de sus padres, es un hábito muy sano el poder fomentarles la costumbre del ahorro desde pequeños, para que de adultos sepan cómo afrontar los pormenores del dinero.

Es recomendable que, poco a poco, y de una forma adaptada a su edad, se les expliquen algunos conceptos relacionados con el manejo de la economía doméstica.

Un excelente regalo que podés hacerle a tus hijos es fomentar en ellos el hábito del ahorro. Algo que para los adultos resulta muy complicado. Sin embargo, si a temprana edad un pequeño lo adquiere, puede redundar en una vida económica tranquila.

Cuatro acciones para fomentar el ahorro de tus hijos

1. Explicarles el origen del dinero en la familia

Tus hijos tienen que tener en claro de dónde sale el dinero, y del esfuerzo que tienen que hacer sus padres cada mes para conseguirlo.

No se trata de ser alarmistas, pero sí de que sean conscientes de lo que cuesta ganarlo y lo rápido que se gasta cuando no se planifican adecuadamente las finanzas. Los niños tienden a pensar que el dinero es ilimitado o, simplemente, que está ahí porque sí.

Explicales la forma en que reducís gastos, cómo optimizás tus recursos, los servicios o productos que decidiste cambiar para ahorrar, etc.

2. Guiarlos en sus ahorros, siempre teniendo una meta

Hablales de las ventajas del ahorro y lo importante que resulta contar con un colchón para imprevistos. Una manera fácil de hacerles ver todo esto es proponiéndoles un objetivo, por ejemplo, la compra de un juguete.

Si ellos quieren comprar algo, determinen cuánto cuesta y cuánto tiempo tienen que ahorrar para ello. Igualmente, si reducen ciertos gastos, pueden llegar a su meta más rápido de lo que esperaban.

3. Incentivarlos a ahorrar

Establecé una paga mensual o semanal. Así aprenderán a organizar su economía, al igual que tienen que hacerlo los padres con su sueldo, con el que tienen que afrontar todos los gastos del hogar.

Y como incentivo, podés darle un monto de dinero como recompensa por lograr ahorrar cierta cifra, para que asocien este hábito no sólo con un esfuerzo, sino también con una recompensa.

4. Enseñarles a resignar

Explicarles que al elegir tienen que seleccionar una cosa y descartar otra, por lo que deben tomar buenas decisiones.

Esto tampoco debe frustrarlos, se aprende con el paso del tiempo. Es conveniente que los niños se den cuenta de que el dinero es limitado y que, si eligen gastarlo en una cosa, están renunciando a emplearlo de otra forma.
Del mismo modo, es necesario hacerles ver la diferencia entre los gastos necesarios y los superfluos. Esto no será una tarea sencilla, ya que los niños suelen ser caprichosos por naturaleza.

Para concluir podemos decir que, el mejor consejo, como siempre, es dar el ejemplo.

Los niños se enteran de todo y copian las conductas de sus padres, así que si por un lado les hablás de la importancia del ahorro, pero por otro no sos capaz de demostrarlo con tus propias actitudes ante el dinero, será difícil que te crean y que adopten el hábito.

Fomentar e incentivar en tus hijos el hábito del ahorro puede convertirse en una de las mejores lecciones que les brindarás para su vida. Ahorrar vuelve a los niños más conscientes y capaces de administrar sus recursos.

Pero, además, les enseña a trazarse metas, y que necesitan una dosis de esfuerzo y constancia para cumplirlas.

Esta es una lección que les será útil más allá del ámbito económico. Recordá que no sólo se ahorra dinero, sino también en otros aspectos, adoptando conductas de ahorro y cuidado de recursos.

Noticias
relacionadas

Ahorro

Apps para ahorrar dinero

Leer más

Ahorro1Consejos Dedinero

Razones para hacer una buena administración del dinero

Leer más

Ahorro

Cómo ahorrar dinero en tiempos de crisis

Leer más

Volver al blog