Blog

Ahorro.

20 Diciembre, 2017

¡No te ahogues en deudas! Tips de ahorro sin importar cuánto ganes

Más allá de lo que ganes, siempre es posible ahorrar. Contrario a lo que muchos piensan, no es necesario ser un experto en finanzas para hacer rendir tu sueldo y destinarlo a lo que te propongas.

No es una tarea difícil, pero necesita disciplina. A continuación te vamos a dar algunos tips para que adoptes este hábito saludable para tu bolsillo, y te olvides de los padecimientos de estar siempre endeudado.

La clave está en tener claridad sobre tus gastos y poder priorizar. Esto te ayudará a tener un mayor control sobre tu dinero.

1. Evaluá tus finanzas

Lo primero que tenés que hacer para administrar bien tu dinero es hacer una lista de todos tus gastos mensuales priorizando los más importantes.

Exacto, ¡te hace falta un presupuesto! Creá una planilla que estipule con detalle todos los gastos fijos que tenés por mes y cuándo vencen, para no tener retrasos imprevistos en los pagos.

Es tan simple como importante evaluar tus finanzas en cuanto a ingresos, gastos y deudas. La idea es que tengas un mayor control sobre cada uno de los rubros en los que gastás mensualmente.

2. Practicá el autocontrol

Preguntate si lo que estás por adquirir es realmente necesario, y si te será de utilidad. Y tené en cuenta que comprar con tarjeta de crédito te genera un interés, por lo que la compra se encarece. Utilizala solamente para lo absolutamente necesario.

Si no sos capaz de controlar tu impulso de comprar, es mejor que dejes las tarjetas de crédito en casa y lleves encima sólo el dinero necesario que calculás que vas a gastar.

Y si te aumentan el sueldo, tratá de seguir viviendo con el mismo salario de antes. Es decir, hacé de cuenta que no te lo aumentaron y destiná ese resto al ahorro.

3. Recortá algunos gastos

Buscá formas de recortar tus gastos. Existen diversas maneras de ahorrar dinero por mes, ganes lo que ganes.

4. Ahorrá en consumo de servicios

Esta es otra alternativa que, si se torna costumbre, te hará ver tu bolsillo más abultado a fin de mes.

Empezá por las recomendaciones más sencillas para ahorrar las cuentas de servicios públicos: apagá las luces que no utilizás, no dejes prendida la compu cuando no está en uso, cerrá la canilla mientras te cepillás los dientes, usá lamparitas de bajo consumo donde están más tiempo encendidas, y descongelá periódicamente la heladera para que no trabaje de más el motor.

La plancha es uno de los electrodomésticos que más luz consume, por lo tanto, procurá planchar la ropa que realmente lo necesita. El aire acondicionado por supuesto es otro gran derrochador de energía, por lo que recomiendan regular la temperatura y evitar tenerlo encendido constantemente.

Otra forma de recortar en lo cotidiano es llevar tu plan de celu al mínimo, cosa que tengas un gasto fijo por mes. No utilices los planes abiertos, ya que te harán perder el control.

En definitiva…

La mejor manera de no encontrarte en aprietos, y no tener que salir a buscar de urgencia dinero prestado, es ser consciente de cuánto podés gastar.

Sé consciente de cuánto dinero estás ganando, qué tipo de lujos te podés dar, y cuáles no. Prestá especial atención al uso de tarjetas de crédito, evitalas cuanto puedas para no toparte con intereses imposibles.

Una vez que adquieras el hábito del ahorro, te sorprenderás de todo el dinero extra que salvarás para futuras inversiones que sí valgan la pena.
Ahora ya sabés que es posible no ahogarse en un mar de deudas. Poné en práctica estos consejos y disfrutá de tus ingresos y tu capacidad de ahorro.

Noticias
relacionadas

Ahorro

Cómo ahorrar dinero en tiempos de crisis

Leer más

Ahorro

Viajar barato en semana santa

Leer más

Ahorro

¿Cómo enseñar a ahorrar a tus hijos?

Leer más

Volver al blog